Las bodas de ciudadanos extranjeros en Costa Rica disminuyeron casi 30 por ciento desde el año 2006, cuando entró a regir una nueva Ley de Migración que impuso normas contra los foráneos que se casaban solo para obtener residencia en el país. Leer nota completa.